Categories IndustriaInvestigación

Tratamiento de muestras de miel para el análisis de productos alimenticios

Spread the love

El producto natural miel es el prototipo del producto alimenticio puro y sano. Sin embargo, debido a la utilización de pesticidas, antibióticos y productos similares, la miel puede presentar substancias que merman su calidad o incluso pueden convertirla en un factor de riesgo para la salud. Para la protección del consumidor y para asegurar la calidad de la miel, ésta es sometida a los más diversos análisis.
A pesar de la diversidad de parámetros a controlar, en la preanalítica se cristaliza un principio básico, que puede aplicarse en la mayoría de los casos: las muestras de miel se toman y fraccionan.

A continuación se realiza una extracción y los extractos así obtenidos pasan a ser analizados. En la extracción se utilizan centrífugas de laboratorio. En este caso la muestra se mezcla con un disolvente. La substancia buscada pasa al disolvente, que a
continuación es separada de los demás componentes de la muestra mediante el proceso de centrifugación. El sobrenadante se extrae con una pipeta y es analizado.

Preparación

  1. Preparación de la muestra
    En primer lugar se mezcla 1 ml de la muestra de miel con 1 ml de agua del grifo a temperatura ambiental. A continuación se añaden 5 ml de nitrilo de acetona, volviendo a mezclar el conjunto.

Atención: deberá utilizar tubos cerrados y observar las instrucciones de seguridad en la manipulación del nitrilo de acetona.

2. Centrifugación

Programa 1 (refrigeración previa)
Con el programa de refrigeración previa PREC (programa nº 99), se atempera la centrífuga a -20 °C.

Programa 2 (sedimentación)
A continuación se centrifugan las muestras durante 5 minutos a 2.540 x g (lo que corresponde a 4.000 min-1 con el rotor angular 1721) con un ajuste de temperatura
de -20 °C.

Programa 3 (separación de fases)
Una vez finalizado el programa 2, la centrífuga ejecuta automáticamente el programa 3. Aquí las muestras vuelven a centrifugarse durante 45 minutos a 1.000 min-1 y un ajuste de temperatura de -20 °C. Tanto la aceleración como la deceleración están ajustadas respectivamente al nivel 9 más alto.

Ventajas del método Hettich

1. Ahorro de tiempo y trabajo gracias al centrifugado y congelado en un solo paso La refrigeración a baja temperatura hace que el sedimento se adhiera por congelación o se congele, por lo que el sobrenadante a analizar puede extraerse con mayor facilidad y, sobre todo, de forma cuantitativa. Para ello, hasta ahora el juego de muestras debía congelarse después de la centrifugación en un equipo refrigerador. El potente grupo refrigerador y el moderno sistema de control de la centrífuga ROTINA 380 R hacen que sea posible realizar en un sólo paso la centrifugación y la fase de congelación a baja velocidad mediante la combinación de programas. Según cual sea la muestra, el sedimento se congela, pudiéndose extraer en este caso cuantitativamente el sobrenadante por simple decantación.

2. Ahorro de espacio de almacenaje dentro del congelador

3. Resultados más precisos
¡Los resultados se vuelven más exactos, ya que se elimina el
paso difícilmente reproducible de la extracción mediante pipeta!

Mas información de las centrifugas Hettich:

Telf. 222.50.45- baires@bairesac.com
web: www.bairesac.com

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.